domingo 19 de noviembre del 2017

Chubut

domingo 20 agosto de 2017

Personajes

Don Slapelisz: el abuelo del aire que se divertía como un chico

En la localidad de Sarmiento recuerdan a un ilustre vecino que nunca dejó de dar una mano, de divertirse y ayudar a los demás. Casimiro Slapelisz repartía caramelos desde un avión en las escuelas rurales de la zona, y nunca nunca dejó de ser un niño que amaba la vida. Aquí, su historia.

  • Share this on WhatsApp

Andrés Gómez es conocido en el Sur del Chubut como “el poeta del pueblo.” Nació en Comodoro Rivadavia en 1938 y vivió toda su vida en Sarmiento. Allí vive hoy con Eva, su esposa, y sus cinco hijos ya adultos.

Es escritor de versos y poesía desde los trece años. Trabajó casi cuarenta años en la planta de agua del Lago Musters. Hoy ya jubilado “disfruto de mi chacra entre frutales y letras” asegura.

Ha publicado cinco libros dedicados a su ciudad. Es ciudadano ilustre, tiene ochenta años y es la voz más calificada para contarnos una historia imperdible: la de Casimiro Slapelisz.

El Bosque Petrificado de Sarmiento es el mayor atractivo turístico de la ciudad

UNA HISTORIA DE LA PATAGONIA

Sarmiento fue fundada como una colonia pastoril en 1897. Los primeros colonos que llegaron al lugar fueron galeses, lituanos, chilenos y familias de pueblos originarios de la zona. Llegó a tener habitantes de más de diecisiete colectividades distintas” relata Andrés Gómez.

Patagonia.net: ¿Quién fue Don Casimiro Slapelisz?

Andrés Gómez: Fue un personaje único e irrepetible de nuestro pueblo. Fue aviador, fotógrafo, y el primero que tuvo un auto en Sarmiento. ¡Y también un avión y la primera sala de cine! En su casa también se escuchó la primera radio onda larga del pueblo.

Nació en Lituania en 1895 y llegó a Sarmiento en 1919. Hizo rutas, caminos, fue minero y contratista de YPF. Fue impulsor y constructor de las primeras escuelas en Alto Río Senguer, Río Mayo, Pasto Blanco, Ricardo Rojas, Aldea Beleiro, El Coyte y  Aldea Apeleg.

P.n: ¿Cuál era su vínculo con los aviones?

A.G: Desde sus comienzos aeronáuticos voló sin brevet hasta 1951. Empezaron a aparecer los controles y las trabas y cuando iba a Comodoro tenía que evitar la pista de la ciudad. Aterrizaba más lejos, en Astra. Allí ataba el avión a una mata, y después seguía hasta la ciudad como podía.

Slapelisz y el famoso “Chimango”

No le quedó otra alternativa que hacer el curso. En 1951 emprendió viaje hasta el aeródromo de San Fernando, en las afueras de Buenos Aires, para conseguir su registro de piloto. Cuando se apeó del avión, le preguntaron de dónde venía y para qué. “De Chubut para hacer el curso de piloto”, dijo. Al borde del desmayo, los instructores sólo atinaron a preguntarle: “¿Y se vino con ese avión desde Chubut?” Entonces Szlapeliz replicó: “¡Pero claro, si es mío!”.

BOMBARDEO DE CARAMELOS

La historia del “Chimango” es recordada de generación en generación por quienes fueron a la escuela cuando Slapelisz vivía.

“Tenía setenta y nueva años y su mayor placer era bombardear con caramelos los patios de las escuelas” relata Gómez.  Y agrega: “fijate si sería llamativo lo que hacía que la marca Arcor se enteró de la historia, y el repartidor de golosinas que llegaba al pueblo dejaba varios kilos gratis en un quiosco para que Don Slapelisz los repartiera en su avión.”

El historiador asegura que la marca promocionaba sus golosinas como “los caramelos que regala el abuelo del avión en la Patagonia.”

Hoy la historia de Don Casimiro puede recorrerse en el museo de la localidad, donde se inauguró un ala especialmente dedicada a la familia pionera del lugar.

Andrés Gómez le dedicó una poesía a su amigo Don Slapelisz, un vecino querido y recordado en un rincón de la Patagonia. Un abuelo que nunca dejó de divertirse como un chico.

Don Slapelisz repartiendo caramelos

ABUELO DEL AIRE

ABUELO DEL AIRE SARMIENTO TE EXTRAÑA
PORQUE TU CHIMANGO NO SE ELEVA MAS

QUE LINDA SONRISA PONIAN LOS CHICOS
CUANDO POR EL AIRE SABIAS PASAR

“ALLI VA EL ABUELO”GRITABAN A CORO
ES DON CASIMIRO QUE SALIO A VOLAR
SUS ALAS PLATEADAS ADORNO DEL CIELO
QUE CON UN PAÑUELO SUPE SALUDAR

RECUERDAN ALGUNOS CUANDO A UNA ESCUELITA, ALLI ENTRE LAS CHACRAS SABIAS LLEGAR, Y ASI DESDE EL AIRE TIRAR CARAMELOS Y VER A LOS CHICOS CONTENTOS JUNTAR

DESPUES OTRA META ERA EL CAMPO SANTO
Y A SU COMPAÑERA DESCANSANDO EN PAZ
VOLANDO BAJITO TIRABA UNAS FLORES
BUSCANDO SU TUMBA Y PODERLE ACERTAR

CON UNA BANDERA FLAMEANDO DE UN ALA
PRENDIDO AL CHIMANGO SABIA PASAR
EN ESOS DESFILES DE LOS DIAS PATRIOS
IGUAL QUE SI FUERA UN SOLDADO MAS

HACIENDO UN AUXILIO CAMPEANDO ANIMALES
LLEVANDO UN ENFERMO SABIA VOLAR
PORQUE ERAN AMIGOS QUE NECESITABAN
LE HACIA GAUCHADAS PORQUE SI NOMAS

HASTA QUE UN DOMINGO CAYO ALLI EN LA PISTA
QUE POR TANTOS AÑOS LO INVITO A VOLAR
DECIA EL ABUELO LO ELEVE FALLANDO
Y EL POBRE CHIMANGO TUVO SU FINAL

DESPUES RECORRIA AL TRANCO LAS CALLES
SIEMPRE SALUDABA CONTENTO AL PASAR
Y PARA LOS PIBES ALLI EN SU BOLSILLO
HABIA UN CARAMELO PARA REGALAR

ABUELO DEL AIRE CUIDASTE LA PISTA
QUE AUNQUE NO VOLARAS SUPISTE ESTAR
JUNTO A TU CHIMANGO CUAL SI FUERA UN NIDO
CURANDO UNA HERIDA LARGA DE SANAR

EL DOMINGO EN MISA ERAS UN EJEMPLO
COMO BUEN CRISTIANO ESTABAS PUNTUAL
PARA TODO EL PUEBLO FUISTE UN EJEMPLO
DE FE, DE ESPERANZA, DE AMOR Y HUMILDAD

TUS HIJOS TUS NIETOS SOBRINOS Y AMIGOS,
EL SENGUER, SARMIENTO, NO TE HAN DE OLVIDAR
Y EL DIEZ DE MAYO QUEDARA GRABADO
DONDE YA DESCANSAS PARA SIEMPRE EN PAZ

Comentarios

Simple Share Buttons