domingo 19 de noviembre del 2017

Columnistas

Por: Silvia Valdemoros

@silvaldemoros

viernes 14 julio de 2017

Raviolones de zapallo para los fines de semana inquietos

Va y viene, cocina, reparte amor en sus platos y sigue firme cada semana con sus adorables recetas en Patagonia.net. Con proyectos, mil ideas y sonrisas, compartimos el placer de la cocina en otra receta de nuestra cocinera preferida.

  • Share this on WhatsApp

Su paso por Costa Rica dejó huella. Tan inquieta como siempre, volvió a su tierra con proyectos, inquietudes y sorpresas.

Y como el registro de sus andanzas está siempre al día, Silvia presentará una serie de varios capítulos de cocina natural en la cálida Costa Rica.

No podemos adelantar mucho más para no desinflar la sorpresa. Mientras tanto, compartimos otra de sus imperdibles recetas para compartir este fin de semana de invierno. Manos a la obra.

PARA LA MASA

5 huevos

Sal, pimienta

Aceite de oliva

Harina (por cada huevo usamos 100gr. de harina y un poco más para amasar)

Romper el ligue de los huevos sin batir. Incorporar poco a poco la harina. Mezclar a medida que la masa lo va pidiendo.

“Cuando tenés el 80 por ciento de la preparación integrada la llevás a la mesada y empezás a integrarla con la harina que falta, a mano” indica Valdemoros.

“Si querés hacer la pasta de color, de tomate por ejemplo, cuando mezclás los huevos le podés poner una cucharadita de extracto de tomate y te queda la pasta roja.”

Amasar unos diez minutos. Al tacto debe ser una masa suave y aterciopelada. Dejar descansar unos cuarenta minutos.

“Para darte cuenta si la masa descansó el tiempo correcto tenés que cortarla con un cuchillo al medio y si encontrás unos agujeritos es que está ok” revela la cocinera.

Estirar con palote o con la máquina de pastas. Hacer rectángulos bien finitos. Sobre esa masa que va a tener aproximadamente 8cm vamos a poner el relleno para después tapar con la otra mitad de masa.

EL RELLENO

Zapallo

Amarettis

Cocinar el zapallo al horno. “Es la mejor manera de cocinar el zapallo porque conserva los nutrientes y no pierde tanto líquido.”

Sacarle la pulpa, procesar con sal y pimienta. Si está muy chirle podés secar en una cacerola unos minutos al fuego.

Pisar los amarettis y sumar al puré de zapallo. “Sarteneados con manteca y salvia no hace falta nada más. Un platazo para que disfruten. A cocinar rico, casero, con familia y con amigos.”

 

Comentarios

Simple Share Buttons