martes 25 de julio del 2017

Columnistas

Por: Silvia Valdemoros

@silvaldemoros

Sábado 8 Abril de 2017

Una torta con la magia de los sabores inesperados

En su viaje por la cordillera rionegrina y chubutana, Silvia Valdemoros le puso sabor a Cocina de los Lagos. Inquieta como siempre, recorrió emprendimientos de producción de alimentos locales que sortean barreras y apuestan a la generación de la materia prima en su propio terruño. Y así nos propone cocinar con la nobleza de la producción local y la sorpresa que nunca falta en las recetas de nuestra cocinera preferida.

  • Share this on WhatsApp

La Comarca Andina del Paralelo 42º se posiciona en el país como un espacio que reconoce y fortalece la autosuficiencia a la hora de producir alimentos.

La proliferación de emprendimientos productivos que apuestan a generar cultivos propios que sustituyan a los que llegan de otras latitudes es notable. Y esto viene de la mano de la necesidad de poner en valor los productos distintivos de cada región para terminar de delinear un perfil de identidad gastronómica que las distinga.

Valdemoros en acción

En una de sus vueltas por la cordillera patagónica, Silvia Valdemoros descubrió que las remolachas en esa parte del mapa pueden tener una textura y un sabor incomparables.

Y si les sumamos el clásico chocolate, la tentación va a ser inevitable.

TORTA DE CHOCOLATE Y REMOLACHAS

250 g de puré de remolachas

200 g de manteca

200 de chocolate

5 yemas

3 cucharadas de cacao

1 cdita. polvo para hornear

1 taza de harina 0000 tamizada

5 claras + 200 g de azúcar

Derretir el chocolate con la manteca a baño María. “Acordate que el agua no tiene que tocar el bowl, siempre se tiene que derretir con el vapor” señala Silvia.

Pasar a un recipiente e incorporar el puré de remolacha junto con las yemas. “Para hervir las remolachas está bueno hacerlo con la cáscara para que no pierdan las propiedades, y después les sacás la cáscara con la mano”

Mezclar y tamizar los secos e incorporar a la preparación anterior de a poco. Y con movimientos envolventes sumamos las claras batidas y merengadas con el azúcar.

Colocar la preparación en un molde enmantecado y enharinado y hornear en horno precalentado a 180º entre 35 y 45 minutos.

Decorar con crema o queso crema batido con azúcar impalpable y fruta fina.

 

ULTIMAS COLUMNAS

VER TODAS LAS COLUMNAS
Simple Share Buttons