sábado 18 de noviembre del 2017

Cultura

miércoles 14 junio de 2017

Historias de vida

Fileteado Porteño en las manos de un descendiente de galeses

Un artista plástico, porteño, con raíces en la cultura galesa de Chubut llegó a Dolavon. Dio un seminario de Filete Porteño y desandó los secretos de este arte que entusiasmó a los asistentes. Una historia de inmigrantes, puertos, formas de decir y arte. Facundo Lloyd Jones charló con Patagonia.net y te lo contamos.

  • Share this on WhatsApp

Facundo Lloyd Jones es artista plástico. Con un amplio recorrido por diversas expresiones artísticas, el Filete se ha convertido en su carta de presentación.

Al respecto asegura: “el Filete es la expresión plástica de un período socio- cultural de fines del siglo XIX en Argentina, más precisamente en la zona portuaria de la ciudad Capital. Este Arte Plástico surge de como un sencillo ornamento para embellecer carros de tracción animal que transportaban alimentos y con el tiempo fue encontrando diversos usos. Generalmente se incluyen dentro de la obra, frases ingeniosas, refranes poéticos o aforismos chistosos, emocionales o filosóficos, escritos a veces en lunfardo, y con letras ornamentadas, generalmente góticas o cursivas. Muchos de sus iniciadores formaban parte de las familias de inmigrantes europeos, trayendo consigo algunos elementos artísticos que se combinaron con los del acervo criollo, creando un estilo típico argentino.”

El encuentro de Facundo con esta manera de expresión popular fue tardío. “Mi encuentro “plastico” fue hace pocos años, pero fue amor a la primer pincelada” asegura.

El fin de semana llegó a Dolavon, en el Valle Inferior del Río Chubut para dar un seminario de Filete Porteño que fue un éxito. Con la promesa de volver, descubrimos la conexión entre este artista, los porteños y los “galensos.”

Facundo Lloyd Jones en acción

Patagonia.net: ¿Cómo surgió la propuesta del seminario de Fileteado Porteño en Dolavon?

Facundo Lloyd Jones: La propuesta fue desde la Municipalidad de Dolavon, el intendente Dante Bowen al conocer mi trabajo me invitó a realizar un seminario gratuito, poniendo a disposición además  los materiales y las instalaciones. Quiero descatar la labor de la Directora de Cultura Laura Matamala Quiñelaf, que en todo momentos se articuló para que el seminario tuviera el éxito de que tuvo.

P.N:¿Cómo fue esa experiencia?

F. Ll. J: Fue un éxito en muchos sentidos, primero el acercamiento de toda una comunidad al Filete Porteño con la exposición, tomando en cuenta que muchos el último Filete que vieron fue una banderita en algún colectivo hace 20 años y muchos jóvenes que directamente desconocían este arte. Después, iniciar en el arte del Filete a un grupo de personas que iban de los 20 a los 60 años, que con mucha pasión se sumaron a este intensivo seminario y hoy tiene una herramienta más en su saber. Y también fue una experiencia muy enriquecedora para mí, siempre es provechoso dictar un curso, pero es aún más cuando uno se encuentra con un excelente grupo humano lleno de energía y curiosidad, que pregunta y participa, y principalmente, se apasiona con lo mismo que se apasiona uno.

Debido a la cantidad de personas que quedaron fuera de este primer seminario y por pedidos realizados a la Municipalidad, el seminario se va a repetir con fecha a confirmar.

Parte de la obra de Lloyd Jones se exhibe en Dolavon

P.N: ¿Qué te une a Chubut y especialmente a la colectividad galesa?

F. Ll. J.: Este seminario no fue como otros que haya dado, tiene la carga emocional de haberse dado en tierras de “galensos.” Y para un Lloyd Jones eso no es gratuito. Además de tener muchos familiares a los cuales no conocía y pude conocer en este viaje, con Dolavon me conecta el ser familiar de uno de sus fundadores, William Henry Hughes “Glan Caeron”. La hospitalidad de la gente me hizo sentir parte del su comunidad.

Mucho interés entre los asistentes al seminario en Dolavon

P.N: ¿Qué es el fileteado?

F. Ll. J: Ante todo quiero decirle al lector que el Filete Porteño “no tiene nada que ver con un pescado ni un cuchillo.” Hecha la aclaración, puedo decirles que el Filete es un arte popular, y como tal no está debidamente documentada. Se sabe que nació aproximadamente a comienzos del siglo XX y fue fuertemente influenciado por las inmigraciones europeas, principalmente la italiana. Sus comienzos fueron en las fábricas de carros donde los maestros empezaron a profundizar la técnica de letras y ornatos que luego fue utilizado en colectivos y camiones.

El Fileteado de colectivos fue una práctica que permitió adquirir elevados niveles de riqueza y complejidad de este arte por el exponente crecimiento de parque automotor en la ciudad de Buenos Aires y en las principales metrópolis de las provincias Argentinas.

Un hecho significativo para la historia del Filete fue cuando el Gobieno de Facto de 1975 sancionó una ordenanza que prohibía el fileteado de los colectivos en la ciudad de Buenos Aires.  Esto hizo que los fileteadores tomaran otros lienzos para continuar con el oficio, y es ahí cuando se vuelcan a las vidrieras y los trabajos de atril, profundizando mas la técnica y la fusión con otras artes plásticas.

P.N: ¿Es sólo porteño?

F. Ll. J: El Filete es Porteño por su nacimiento en el puerto de Buenos Aires. Pero como todo lo que está en el puerto no es estático, se va a otros destinos, y es así como la ramificación de Filete lo hace un arte Patrimonio de la Humanidad. Y así lo entendió la UNESCO cuando en 2015 lo declaró “Patrimonio Intangible de la Humanidad”, reconocimiento que no se pudo haber logrado si no era por la gestión de la “Asociación de Fileteadores.” Fue fundada allá por el 2012, y  nuclea a los más de 150 fileteadores asociados, entre los cuales hay quienes viven en Alemania, España, Italia, Bolivia, y hay comunidades de fileteadores también en Rosario (Sta. Fe) Córdoba , Mendoza, y demás ciudades de nuestro país.

El Filete es parte del ser Argentino, es un arte popular, bello y caótico, lleno de pasión, respeto e irreverencia. Y emulando las palabras del Gran Enrique Santos Discépolo “el tango es un pensamiento triste que hasta se puede pintar”

Comentarios

Simple Share Buttons