sábado 18 de noviembre del 2017

Neuquén

martes 12 septiembre de 2017

Pueblos originarios

Neuquén pone sus propias reglas para el relevamiento indígena

El gobierno de la provincia avanza en un plan de organización y relevamiento de las comunidades mapuches en territorio neuquino. La iniciativa supera la propuesta del gobierno nacional y establece condiciones propias. Uno de cada tres neuquinos tiene sangre mapuche.

  • Share this on WhatsApp

Aunque Neuquén debe su nombre al pueblo mapuche, siempre hubo versiones contrapuestas sobre cuántas comunidades hay en la provincia, qué territorios ocupan y cuántos son. Para el Gobierno, sólo cuentan las agrupaciones con personería jurídica, que hoy llegan a cincuenta y cuatro. Para la Confederación, el número asciende a sesenta y cuatro. En tanto, el relevamiento nacional indígena contó unas veinte.

En parte, las diferencias se deben a que se busca poner en cifras una realidad dinámica: hay comunidades que se dividen, algunas que migran y otras que empiezan a organizarse. Pero la controversia también obedece a los conflictos territoriales que llevan años sin resolución.

La tradición mapuche está viva en Neuquén

El gobierno provincial trabaja en el tema desde mucho antes de 2006, cuando se sancionó la Ley Nacional de Relevamiento Indígena (26.160). Jorge Lara, ministro del área, indicó que tienen registradas 54 comunidades “que son las que tienen personería, algunas de Nación y otras reconocidas por Provincia”. La mayoría está en los departamentos Zapala, Aluminé, Catan Lil y Huiliches. A 23 comunidades les otorgaron un título de propiedad por la Ley de Tierras provincial. Las últimas fueron Namuncurá, Gramajo, Antipán y Millaqueo.

Lara indicó que sólo reconocen a las agrupaciones con personería “porque después pasa que debajo de cada baldosa aparece una comunidad, pero eso es otra cosa”.

Agregó que en una decena de casos hay disputas con terceros por la tierra, “que en general son problemas de límites donde hay que avanzar con juicios”.

Jorge Nahuel, vocero de la Confederación Mapuche de Neuquén, indicó que el recuento oficial se queda corto. Ellos tienen identificadas 64 comunidades, algunas sin personería, y les preocupa que el relevamiento de la Ley 26.160 esté aún en pañales.

“La ley nacional se sancionó en 2006 y acá recién se aplicó en 2013, fuimos la última provincia, y sólo se avanzó por dos años; con el cambio de gobierno no hicieron nada”, comentó el referente.

Expresó que ingresaron al recuento nacional 50 comunidades “que eran las que tenían personería en 2013, porque la provincia puso esa condición aunque no estuviera en la ley, y relevaron finalmente 20, de las cuales se cerró una sola carpeta, la de Linares, en el paraje Aucapán, y las demás están en un limbo”.

Recordó que los legisladores del MPN votaron en contra de la ley nacional y estimó que la demora en aplicarla “es por intereses creados con tierras comunitarias que están sobre reservas petroleras, mineras y turísticas”. Dijo que la Provincia “espera siempre que caduquen los plazos del relevamiento porque buscan perpetuar el conflicto”.

Hoy no hay escuela en Neuquén que enseñe un mapa actual del pueblo mapuche. Es una incógnita que, pese al paso de los años, sigue sin respuesta.

El ministro de Seguridad y Ambiente, Jorge Lara, informó que Neuquén viene trabajando en su propio ordenamiento territorial indígena, que está mucho más avanzado que el nacional, y por eso “es una excepción al resto del país”. Añadió que, por eso, no fijaron postura ante una posible prórroga de la ley 26.160.

Por estos días, el Congreso está analizando si extiende por tercera vez los plazos de la ley 26.160, que suspendió los desalojos y ordenó relevar a las comunidades originarias. La norma se sancionó en 2006, con la oposición del MPN, y se prorrogó en 2009 y 2013. El nuevo vencimiento es en noviembre de este año.

Consultado sobre el debate parlamentario, Lara indicó que en el Gobierno no tienen una postura fijada. “Es una cuestión nacional y Neuquén es una excepción al resto del país; acá se dieron escrituras y estamos más avanzados en el tema”, explicó.

Dijo que la Provincia viene trabajando con los mapuches “de antes de la reforma constitucional de 1994, con escrituras a título comunitario”, a partir de la Ley de Tierras 263 y sus modificaciones.

Explicó que, en los años en los que se aplicó el relevamiento nacional, llegaron “aproximadamente a la mitad” de las comunidades registradas por la Provincia y esa documentación se envió a Buenos Aires.

Agregó que, a partir del cambio de gobierno, la Provincia necesita firmar un nuevo convenio con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas para avanzar con el relevamiento, y aún esperan que se cumpla ese paso.

ALGUNOS NUMEROS

500.000 hectáreas se cedieron a las comunidades mapuches.

El ministro de Seguridad y Trabajo, Jorge Lara, aclaró que el trabajo se realizó a partir de la ley neuquina de tierras y hasta ahora se avanzó sólo con 23 agrupaciones originarias.

Un tercio de la población tiene sangre originaria

Uno de cada tres neuquinos es descendiente de mapuches. Es la estimación que hacen en la Confederación, teniendo en cuenta que gran parte de los integrantes del pueblo originario migraron a zonas urbanas.

Jorge Nahuel, vocero de la Confederación, señaló que el último censo no logró reflejar la presencia de mapuches en Neuquén porque sólo relevó a los que están en áreas rurales “y el 70% reside hoy fuera de los territorios, en las ciudades”.

Comentó que, según un análisis propio hecho por las comunidades, “creemos que un tercio de la población de Neuquén es mapuche” y que quienes están organizados en un territorio son minoría. Dijo que hoy el principal reclamo comunitario es la prórroga “urgente” de la ley nacional 26.160, a la que consideran una herramienta fundamental para el reconocimiento dentro de la provincia.

Fuente: La Mañana Neuquén

Comentarios

Simple Share Buttons