viernes 19 de enero del 2018

Río Negro

lunes 27 noviembre de 2017

Turismo

El alojamiento en cabañas está en peligro en Bariloche

La ocupación de cabañas no levanta cabeza en Bariloche. Según el análisis de especialistas, eso se debe al constante crecimiento del sector en la ciudad, que genera sobreoferta.

  • Share this on WhatsApp

Entre los números que suele mirar el empresariado turístico a la hora de evaluar el éxito de una temporada figura en primer lugar la tasa de ocupación.

En Bariloche durante los últimos años ese indicador se mantiene a duras penas en un promedio del 42%, pero para el activo y diversificado sector de las cabañas, bungalows y apart esa proporción se derrumba por debajo del 25%.

Una de las causas es la sobreoferta, que en la última década no paró de crecer, a diferencia de lo ocurrido con otras opciones de alojamiento.

Hay sobreoferta de cabañas en Bariloche

Otro de los motivos hay que buscarlo en la escasez de “profesionalización” entre los emprendedores, quienes rara vez se apoyan en estudios de mercado como sí ocurre, por norma, en la hotelería de alta gama.

Así lo señaló el subsecretario de Turismo de la provincia, Joaquín Escardó, quien proviene de la actividad privada y durante varios años fue gerente de la Asociación Hotelera de Bariloche.

Escardó opinó que el cuadro de situación que atraviesan las cabañas y bungalows “marca una desconexión de las políticas públicas de turismo con el análisis de demanda”.

Dijo que el crecimiento continuo del sector, al margen de cualquier plan estratégico, “no le sirve a nadie y es claramente un problema”.

En las estadísticas que difunde el municipio el segmento en cuestión aparece agrupado en la categoría “apart hotel de 1, 2 y 3 estrellas, departamentos de alquiler turístico”. Se trata de una modalidad concentrada especialmente en el Oeste de la ciudad, sobre las avenidas Pioneros y Bustillo.

Su público principal son las familias de origen nacional que se mueven en vehículo propio, aunque los de mayor nivel de servicios también trabajan con turismo extranjero.

Según las cifras disponibles en la página web municipal, la ocupación promedio en lo que va del año de toda la oferta alojativa en Bariloche es del 42%.

Del desagregado surge que los hoteles de 5 estrellas tienen una ocupación del 53%, los estudiantiles alcanzan el 66%, los hostels y hosterías el 31% y claramente los perdedores son los bungalows y similares, con una ocupación de apenas el 23%.

Esa constante se repite desde hace diez años por lo menos. En 2017 la ocupación general fue del 46% y los apart/bungalows quedaron en el 25%. El año pasado fue todavía peor, ya que este último segmento apenas logró una ocupación del 18%.

Lo llamativo es que aún así la oferta no paró de crecer. Las plazas de alojamiento instaladas en Bariloche crecieron en la última década de 23.081 a las actuales 29.265: un 26,7%. Pero los apart/cabañas/bungalows duplicaron el número de camas al pasar de 4.171 en 2007 a 8.624 este año. Es decir, hace diez años representaban 18,1% y pasaron a ser el 29,5% del total.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios

LO ULTIMO DE NUESTROS COLUMNISTAS

Simple Share Buttons