sábado 23 de septiembre del 2017

Santa Cruz

sábado 15 abril de 2017

Atractivos e historia

¿Sabías qué? Podés seguir las huellas de “los caídos por la livertá”

Estancias, pueblos y parajes de la profundidad santacruceña son la memoria latente de los trágicos acontecimientos de 1921 conocidos como "La Patagonia Rebelde". Entre la costa y la cordillera, unos 600 kilómetros de recorrido evocan aquellos hechos que marcaron a fuego la historia argentina.

  • Share this on WhatsApp

Las huelgas y los fusilamientos de 1921 son una cicatriz en la historia de Santa Cruz; la tragedia de los huelguistas que reclamaban mejores condiciones de trabajo y fueron masacrados por el teniente coronel Héctor Varela durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen todavía duele entre los habitantes de la provincia.

Los rastros no están solo en la memoria histórica de la Patagonia: entre la cordillera y el mar distintos circuitos permiten a los viajeros conocer de cerca el derrotero de los huelguistas fusilados.

La estación de tren de Puerto Deseado es parte de la historia

PASOS DE HUELGUISTA

Entre el Cañadón de los Muertos, a siete kilómetros de Gobernador Gregores, en el centro de la provincia, hasta Jaramillo, a 118 kilómetros de Puerto Deseado, el Circuito Provincial Histórico y Turístico de la Huelga de 1921 recorre distintas estancias, con monumentos y placas conmemorativas que reconstruyen la historia de las protestas. El primer lugar señalizado es la estancia Bella Vista, donde los trabajadores rurales fueron encerrados en un galpón antes de ser asesinados. Los huelguistas debieron cargar el combustible que luego se usaría para quemar sus cuerpos. El circuito comienza en el cañadón donde fueron fusilados, quemados y enterrados en fosas comunes unos doscientos hombres.

El circuito provincial abarca unos 600 kilómetros que unen la Ruta 40 con la costa. Al dejar atrás la estancia Bella Vista, el recorrido pasa por la tumba de Albino Argüelles, el único de los líderes huelguistas que fue socialista y está enterrado junto a sus compañeros en la Tapera de Casterán, en estancia La Mata, sobre la RP 12.

El Potrero de los Finados, en la estancia San José, sobre la ruta 77, es otro de los puntos: ahí también hay varias tumbas comunes y fue encontrada por primera vez la cruz de madera que recordaba a “los caídos por la livertá”, que inspiraría el nombre de otro circuito, con base en Puerto Deseado. El recorrido sigue por el casco histórico de la estancia Los Granaderos, donde además hay un museo y un centro de visitantes, y por las estancias abandonadas La Aída, Santa María, el paraje Tres Cerros y la estación de trenes de Jaramillo.

DE CARA A LA LIVERTÁ

Cuando alguien le dijo que su hijo estaba entre los huelguistas muertos, el peluquero Servando Romero dejó su negocio de Puerto Deseado y fue hasta Jaramillo. Su hijo, que tenía su mismo nombre, había muerto el 23 de diciembre de 1921 en lo que se conoció como “la batalla de Tehuelches”, en la que se “enfrentaron” los soldados del Ejército Nacional y los obreros. Rompiendo una promesa, el coronel Héctor Varela, que estaba al frente de la represión de las huelgas, fusiló a los rendidos, entre los que estaba el entrerriano José Font, a quien llamaban Facón Grande, y el joven Servado Romero hijo.

Meses después, su padre lo reconoció en una pila de cuerpos por un pañuelo rojo que tenía prendido en la ropa. Lo cargó en un carretón y le dio cristiana sepultura el 18 de junio de 1922 en el cementerio local, a pocos metros de donde estaba enterrada su esposa. La tumba todavía está en el mismo lugar, en el cementerio de Puerto Deseado, y es parte del recorrido “De cara a la livertá”, la versión deseadense del circuito provincial, que marca una docena de puntos relevantes con cartelería en español, inglés y braille.

La historia llevada al cine a través de la Literatura

A pie, el recorrido dura cinco horas y en auto entre dos y tres. El circuito está formado por una docena de lugares históricos que fueron importante durante las huelgas. “El primer hecho de sangre, antes de los fusilamientos de enero del 21, se dio en Puerto Deseado en el año 20. El 17 de diciembre, un ferroviario de 21 años cae muerto frente a la comisaría de un disparo al corazón”, explica Marisa Mansilla, subsecretaria de Cultura de la ciudad.

Mansilla, que fue parte del equipo que durante tres años investigó a pulmón cómo las huelgas atravesaban la historia de Puerto Deseado, cuenta que en el Archivo Histórico Municipal encontraron las libretas sanitarias de las prostitutas catalanas sobre las que Osvaldo Bayer escribió en su libro Las putas de San Julián: “Ellas fueron las primeras en decir “acá pasó algo”, en el momento en que los soldados llegaron a usar sus servicios y ellas los corrieron a palazos al grito de “con asesinos no nos acostamos”. Estas catalanas se habían ido de Puerto Deseado a San Julián en 1919, y sus libretas sanitarias quedaron en el archivo histórico y allí pudimos rescatar sus fotos”.

Otra de las postas del circuito “De cara a la livertá” es el Cine Teatro Español, donde se realizaban las asambleas de los trabajadores. Los sindicatos más fuertes de Deseado eran el de estibadores, el de empleados ferroviarios y el de oficios varios. El circuito puede continuar en la estación del ferrocarril, un gran edificio de piedra construido en 1909 donde estuvo el coronel Varela con sus soldados armando la estrategia para hacer caer a Facón Grande.

CAÍDOS EN EL PARAÍSO

Cerca del Lago Argentino, a 40 kilómetros del Glaciar Perito Moreno, en la Estancia Anita, un grupo de obreros fue fusilado sobre una gran roca. Las fosas comunes no se encontraron, posiblemente por las condiciones del suelo. Los cuerpos fueron quemados y dispersos, por lo que no quedaron restos -o al menos aún no fueron encontrados- como en otros puntos de la provincia. En esta típica estancia patagónica los obreros fueron retenidos en un gran galpón de esquila y fusilados entre el 7 y el 10 de diciembre de 1921. En el lugar, los recuerda un cenotafio.

Fuente: Turismo Puerto Deseado, Turismo Santa Cruz, Página12

Comentarios

LO ULTIMO DE NUESTROS COLUMNISTAS

Simple Share Buttons