jueves 22 de junio del 2017

Santa Cruz

Domingo 5 Febrero de 2017

Actualidad

Una remera capaz de demorar un vuelo

La partida de un vuelo desde el Aeropuerto de El Calafate se vio demorada porque una pareja de turistas sirios quiso bajar del avión, al ver que otro turista llevaba una camiseta con la leyenda “Alá es grande”. La reacción se debió a que dicha frase es la que usan habitualmente los terroristas islámicos al cometer sus crímenes.

  • Share this on WhatsApp

Las secuelas por el terrorismo islámico desatado en medio oriente, pueden ser impensadas y llegar a los lugares más lejanos. De hecho esto ocurrió esta semana en la villa turística de El Calafate.

El escenario de la situación

La partida de un vuelo desde el Aeropuerto de esa ciudad se vio demorada porque una pareja de turistas sirios quiso bajar del avión, al ver que otro turista llevaba una camiseta con la leyenda “Alá es grande”. La reacción se debió a que dicha frase es la que usan habitualmente los terroristas islámicos al cometer sus crímenes.

La leyenda en árabe de una camiseta que tenía un turista provocó un incidente que, si bien no pasó a mayores, ocasionó la demora en la partida de un avión desde el aeropuerto de El Calafate.

El curioso hecho sucedió el jueves en el vuelo AR 1871 y en pleno embarque de los pasajeros en el avión. Una pareja de turistas sirios ya estaba acomodada en sus asientos cuando al lado de ellos se ubicó otro turista, éste argentino. Al sacarse la campera y sentarse, los extranjeros vieron que tenía una remera con una inscripción en árabe que los alteró.

“Alá es grande” decía la camiseta. Una frase que en sí, sólo es una demostración de devoción por el Dios de la religión musulmana. Pero también es la frase que gritan los terroristas islámicos al cometer sus atentados.

El nombre de Alá en una mezquita en Turquía

La pareja inmediatamente llamó a una de las azafatas para explicarle que no querían viajar en ese avión. Explicaron que uno de sus familiares cercanos fue asesinado por miembros del Estado Islámico (Isis) y que esa situación los dejó traumados.

Fuentes aeroportuarias confiaron al portal Ahora Calafate que el turista argentino ofreció quitarse la remera y ponerse otra, y se disculpó por lo que pudiera haber ocasionado. La pareja, también amablemente, dijo que no era necesario, pero que habían decidido no volar en ese avión, que finalmente partió con media hora de demora.

“Sobre todo la mujer estaba muy compungida”, contó un testigo. Los turistas sirios regresaron a El Calafate donde pasaron la noche, y finalmente el viernes embarcaron en el primer avión de Aerolíneas Argentinas con destino al Aeroparque de la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Ahora Calafate

Simple Share Buttons