miércoles 17 de enero del 2018

Patagonia

martes 19 diciembre de 2017

Especies nativas

Trabajan para salvar a una nutria patagónica en peligro de extinción

El objetivo es estudiar ríos y lagos en los que se desarrollaba y proteger los sitios de reproducción. Habitaba desde Neuquén a Tierra del Fuego.

  • Share this on WhatsApp

Argentina fue uno de los dos países con mayor variedad de nutrias del mundo. De las 13 especies cuatro nadaban por los ríos del país y una de ellas, el huillín, es originaria del río Limay y se encuentra en peligro de extinción. Por eso intentarán trazar un plan de refaunación.

La doctora en Ciencias Biológicas e Investigadora del CONICET CCT Patagonia Norte, Laura Fasola, hace años estudia la especie. Hace poco compitió con 105 trabajos y ganó la octava edición del Fondo para la Conservación Ambiental organizado por Banco Galicia y la Fundación Williams. Junto a cinco proyectos más del país recibió un incentivo de 150.000 pesos.

Con el premio se propone estudiar al huillín en la Cuenca del Limay que nace en el Lago Nahuel Huapi y desemboca en el río Negro. “Es una nutria, es carnívora, no muy visible. Es endémica de la Patagonia Argentina y Chilena. Empecé a trabajar con el huillín al iniciar mis estudios de posgrados en 2004. Encontré que en el continente, del lado argentino, la especie redujo su distribución en un 80%, que es un montón”.

Se distribuía de Neuquén al norte de Santa Cruz y después aparece en el sur de Tierra del Fuego. Las poblaciones de agua dulce se redujeron y solo queda una en la cuenca del Limay, en el parque Nahuel Huapi.

Laura Fasola, investigadora, en el centro de la foto

“La reducción se produjo sobre todo por la caza. Se sabe del alto valor de su piel, ya sea por pueblos originarios u otros. También por la modificación de ambientes costeros, por la aparición de ciudades o represas”, dijo.

Los objetivos que se plantea Fasola son estudiar los corredores naturales en la red hidrológica de la cuenca del Río Limay donde persiste, portadora de una combinación genética exclusiva, y confirmar sitios reproductivos.

De esta manera busca aportar a un plan de refaunación para favorecer la recolonización permanente de la especie en la cuenca y además resguardar su diversidad genética.

“La población está hacia el oeste y cuando avanza encuentra dificultades, por lo que tratamos de ver cómo son los corredores, para volver a los sitios que están desocupados. No solo en Nahuel Huapi, sino en los Siete Lagos, que están conectados por ríos y queremos analizar esos corredores para ver cómo puede moverse y recuperar sitios”.

Una vez que tengan todas las evaluaciones realizadas, verán cómo más se puede ayudar a la especie a recuperar su lugar.

“Tenemos que ver como hacer para que estos corredores permanezcan lo más naturales posibles. Los hombres y las nutrias confluyen en los cuerpos de agua, porque a ambos nos gustan, debemos ver como usarlos para que todos podamos disfrutarlos”, añadió Laura.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios

LO ULTIMO DE NUESTROS COLUMNISTAS

Simple Share Buttons