martes 19 de junio del 2018

Chubut

lunes 8 enero de 2018

Inversiones

Se suman nuevos equipos para combatir incendios forestales

En las próximas semanas se sumarán nuevos medios aéreos para la lucha contra los incendios forestales en la provincia. Además se sumarán cinco autobombas que reforzarán el trabajo en la cordillera.

  • Share this on WhatsApp

La Provincia del Chubut contará desde los próximos días con nuevos medios aéreos para la lucha contra incendios forestales y, además, incorporará en breve cinco autobombas que reforzarán las brigadas dependientes del Servicio de Manejo del Fuego.

A los dos aviones hidrantes ya dispuestos, uno en el aeropuerto de Esquel y otro en la Comarca Andina del Paralelo 42, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) aportará dos helicópteros con helibalde para la Cordillera. Las aeronaves están equipadas para hacer lanzamientos con agua, transportar personal capacitado y hacer seguimiento de los eventuales siniestros.

Los medios aéreos entregados por el SNMF significan un soporte fundamental a las tareas de control, en apoyo a los trabajos de combate terrestre realizados por las Brigadas Forestales. Resultan por lo tanto ser un recurso clave, no sólo en la lucha contra el fuego sino también en la seguridad de los recursos humanos desplegados y de las comunidades en riesgo, especialmente, de las zonas de interfase.

Unidades móviles

Por otro lado, y a raíz de un reciente requerimiento realizado por el gobernador Arcioni ante el Ministerio de Seguridad de Nación, se ha confirmado el ingreso a la Provincia de cinco autobombas forestales adquiridas por el SNMF. Las mismas servirán para reforzar las distintas Brigadas pertenecientes al Servicio Provincial de Manejo del Fuego.

Las autobombas forestales del tipo URO cuentan con una autonomía de 4000 litros y serán destinadas a las Brigadas de Corcovado, Río Pico y Cholila, como así también permitirán la redistribución de algunos equipos existentes a fin de reforzar Trevelin, Epuyén, Golondrinas, El Maitén, Puerto Patriada y Lago Puelo.

En relación a ello, el subsecretario de Bosques, Leonardo Aquilanti, manifestó que “la dificultad de nuestra topografía, y muchas veces la escases de fuentes de agua cercanas a los focos de incendio, ocasionan que las primeras intervenciones de control de incendios sean dificultosas, incrementando con ello las chances de que un foco ígneo se transforme en un incendio forestal”.

Agregó que por ello “se apuesta a fortalecer el recurso material” y destacó que “la Provincia ha ejecutado importantes obras de infraestructura en relación a la disposición de reservorios de agua en distintos puntos críticos de nuestro territorio. Inversión que continuará desarrollándose en los próximos meses. Este tipo de avances van de la mano de la construcción de áreas cortafuegos y mejoras de caminos rurales, entre otras acciones”.

Comentarios

LO ULTIMO DE NUESTROS COLUMNISTAS

Simple Share Buttons