domingo 17 de noviembre del 2019

miércoles 21 agosto de 2019

De la conservación de suelos al Ordenamiento Territorial como política de estado

Los especialistas ya plantean algunos cambios de conceptos y, tal vez de paradigmas, en sus presentaciones y conferencias sobre el suelo. Preguntan y se preguntan “¿degradación o destrucción de suelos? Y proponen establecer la expresión “ordenamiento territorial” en lugar de “conservación de suelos”.

  • Share this on WhatsApp

El pasado 8 de agosto, la Red sobre Desertificación de la provincia de Chubut, con la coordinación de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, organizó un Taller Regional sobre Conservación de Suelos, que se desarrolló en el Centro Regional Patagonia Sur-INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) de Trelew.

El encuentro tuvo, como objetivo primordial, revisar el trabajo de actualización de la Ley de conservación de suelos (ley XVII-Nº 9, antes Ley 1119), que está realizando la Red. Para ello, se programaron exposiciones teóricas de especialistas invitados, vinculados a la conservación del suelo, entre ellos el Profesor doctor José Cisneros de la Universidad Nacional de Río Cuarto, la licenciada María Laura Corso del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el M. Sc. Eugenio Fernández de la Dirección de Conservación de Suelos de la provincia de Córdoba.

También expusieron el ingeniero Agrónomo Jorge Salomone de la Estación Experimental Agropecuaria Chubut – INTA, las licenciadas Alicia Concha y Romina Casanovas del Ministerio de Ambiente de la provincia de Chubut y el doctor Mario Rostagno del Instituto Patagónico para el Estudio de los Ecosistemas Continentales IPEEC – CONICET, miembros de la Red sobre Desertificación provincial.

Voy a destacar algunos de los conceptos vertidos por el Prof. Ing. José Cisneros, quien se manifestó a través de su exposición “Erosión hídrica: ¿degradación o destrucción de tierras? Un enfoque desde el Ordenamiento Territorial”, porque introdujo un cuestionamiento interesante al plantear un nuevo paradigma.

En principio, recordó que la erosión por agua es uno de los problemas ambientales más importantes de casi todos los ecosistemas de Argentina y fundamentó su afirmación, en el hecho comprobable de los últimos 30 años, en los que las evaluaciones muestran una duplicación de superficies con ese problema, a manos de causas conjuntas que impactan directamente en el ambiente, como lo son los tipos de suelo, de climas, y las variadas formas de uso y manejo de suelos. Por lo cual, sin dudas se volcó a favor de acciones preventivas por tratarse de un fenómeno episódico con crecimiento geométrico.

Según su postura, la erosión hídrica genera destrucción de tierras, provoca la pérdida de suelo productivo, la pérdida del servicio de regulación hídrica, el deterioro de infraestructura, la pérdida de humedales, la contaminación por pesticidas, porque desde el punto de vista ecológico, es un proceso irreversible.

Por eso, pone en discusión el cambio de paradigma de Conservación de Suelos, hacia el de Ordenamiento para el Desarrollo Territorial, entendido como control de erosión, con la visión multifuncional del territorio, y la intervención articulada del Estado, la Universidad, el INTA y los decisores en el uso del suelo, para direccionar ese propósito. Y adhiere al concepto del investigador profesor español Domingo Gómez Orea (2007): “el ordenamiento territorial es una función de la Administración Pública de carácter integral, orientada a conseguir desarrollo sustentable de la sociedad, mediante la previsión de los sistemas territoriales armónicos, funcionales y equilibrados, capaces de proporcionar a la población, calidad de vida satisfactoria”.

 

 

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons