martes 19 de junio del 2018

Columnistas

Por: Silvia Valdemoros

@silvaldemoros

viernes 9 marzo de 2018

Las joyas de la abuela: manzanas asadas

Los postres que probamos cuando éramos chicos dejan huellas. Los sabores y aromas de preparaciones simples, hechas con pocos ingredientes y mucho amor tienen "una vuelta de tuerca" con sello Valdemoros.

  • Share this on WhatsApp

“Esta receta es muy versátil. En estos días estuve pensando en los postres que nos cocinaban cuando éramos chicos. Se hacían con pocas cosas y eran deliciosos” dice Silvia.

El bonus track de esta semana es que podés usar manzanas, peras o ciruelas. “Lo bueno es que vas a poder elegir la fruta que mejor esté, o la que tengas en tu casa.”

Ingredientes:

Manzanas, peras o ciruelas

Canela

Cardamomo

Jengibre

Anís estrellado

O 4 especias de pastelería

Vino tinto

Crumble:

100 gr. de manteca

100 gr. de harina

100 gr. de azúcar

Cortar las manzanas al medio y sacarles las semillas y el corazón. Colocar en una placa para horno. “Con un cuchillo filoso tenés que rebanar la parte redonda de la fruta para que no se muevan durante la cocción” revela Valdemoros.

Espolvorear con azúcar, agregar la canela, cardamomo, anís estrellado y jengibre. O podés optar por las 4 especias de pastelería que tienen en una sola a todos estos ingredientes.

Rociar con vino tinto. “Tenés que embeber bien la fruta, no escatimes en un buen vino para ponerles.”

Llevar al horno, que tiene que estar precalentado a temperatura media.

Mientras se cocinan preparás el crumble: “La manteca tiene que estar bien fría cortada en cubos. Ponés los tres ingredientes en un bowl e integrás hasta que te quede una preparación arenosa. Lo tenés que mantener en la heladera siempre hasta último momento.”

Un tip: Podés reemplazar la harina por harina de almendras: tostás las almendras con o sin piel en el horno, procesás y listo.

Cuando las manzanas están “al dente” agregar un poco del crumble en la parte de arriba de cada una de las frutas. Volver a llevar al horno. Cocinar entre 10 y 15 minutos. Cuando ya está todo bien dorado es el momento de retirar del horno.

Se pueden servir tibias con una bocha de helado de crema americana y ¡son la perdición!

 

Comentarios

LO ULTIMO DE NUESTROS COLUMNISTAS

Simple Share Buttons