martes 22 de enero del 2019

jueves 20 julio de 2017

¿La resaca existe o es sólo una sensación?

El Día del Amigo es una buena excusa para juntarse a festejar. Y a brindar también. Lo que pase el día después dependerá de la calidad y cantidad de lo que tomemos. ¿Resaca? Mirá de que se trata.

  • Share this on WhatsApp

El 20 de julio festejamos el Día del Amigo ¡y nos encanta! Brindaremos en grupo, con distintos grupos. Porque ahora más que nunca somos “gruperos”, y seguro que la mayoría de los brindis serán con alcohol. ¿Y si nos pasamos con los brindis? Al día siguiente ¿aparecerá la resaca o será sólo una sensación?

El alcohol de la bebidas alcohólicas es el etanol, que se obtiene por fermentación (interviene una levadura u hongo) de la glucosa (azúcar) de distintas frutas, uva, manzana, cereales.

Los alcoholes son una familia de compuestos orgánicos. Hay varios conocidos: el alcohol de quemar, el alcohol como combustible, el alcohol medicinal, y siempre es el mismo: el etanol (CH3CH2OH) o etílico.

Es considerada una droga porque produce adicción, o sea que enferma. El alcoholismo es una enfermedad y como tal hay que tratarla.

Los científicos están de acuerdo en adjudicarle a ciertos mecanismos básicos la famosa “resaca”, es decir el malestar posterior a la ingesta abusiva de alcohol, y podemos explicar esos malestares o sensaciones.

¿Qué pasa al mezclar bebidas alcohólicas? Algunas bebidas, como el vodka o la ginebra (si son de buena calidad) no contienen alcoholes adicionales. Pero muchas otras bebidas alcohólicas, además de etanol, contienen otros alcoholes y sustancias biológicamente activas, congéneres (sustancias químicas que les dan el sabor distintivo a las bebidas), que se conservan en el proceso de producción durante la fermentación, pero pueden ser tóxicos y su metabolismo puede complicar aún más la resaca. Cuando se combinan bebidas, puede suceder lo mismo, es decir, se consumirá más de esas sustancias.

¿Por qué se produce deshidratación? El alcohol es una sustancia diurética: es decir, una sustancia que incrementa la producción de orina. Por cada 50 gramos de alcohol en 250 mililitros de agua, el cuerpo elimina de 600 a 1.000 mililitros de agua en forma de orina.

Esto sucede porque el alcohol inhibe la producción de la Hormona Antidurética en la glándula pituitaria, encargada de ordenar a los riñones “que conserven agua”. Por lo tanto, los niveles más bajos de esta hormona hacen que los riñones aumenten la producción de orina.

Beber alcohol también provoca deshidratación por una vía secundaria: cuando salimos de fiesta podemos pasar varias horas bailando, sudando, etc, sin beber agua y bebiendo aún más alcohol.

Hay naúseas y dolor estomacal porque el alcohol causa directamente la irritación de los tejidos estomacales (“gastritis”). Además, aumenta la producción de ácido gástrico y de las secreciones del páncreas y los intestinos.

Estas alteraciones en el sistema digestivo provocan las náuseas que podemos sentir durante las horas de resaca.
Y para los más curiosos: ¿cómo es el metabolismo del alcohol? O ¿cómo procesa el organismo al alcohol? El cuerpo humano metaboliza la molécula de etanol (el alcohol) en 2 pasos:

a) convierte el etanol en acetaldeído
b) transforma el acetaldeído en acetato.

Estos dos pasos son muy rápidos: el acetaldeído, la sustancia intermedia, es muy tóxica en concentraciones elevadas. Algunas personas tienen variaciones genéticas en la enzima que regula la segunda transformación y por lo tanto pueden tener más problemas porque conservan en el organismo, mayor concentración del producto tóxico.

Ya sabemos qué pasa con el exceso de alcohol en nuestro cuerpo, entonces será bueno hacerle caso al Dr. René Favaloro: “una copa de vino tinto por día no está mal…” ( y si es el Día de Amigo menos aún), pero tengamos en cuenta que no está mal si sos adulto responsable, si no vas a manejar y si es un buen vino mendocino, o tal vez de las hermosas cepas traídas los valles patagónicos para diversificar los cultivos. ¡Salud!

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons