domingo 24 de marzo del 2019

jueves 14 diciembre de 2017

Un largo camino: de la alquimia a la quimioterapia

¿Qué es la alquimia? ¿La ciencia de hoy sigue sus pasos? Hay estadísticas relacionadas con la salud que resultan inquietantes. Los detalles en otra clara entrega de nuestra divulgadora científica.

  • Share this on WhatsApp

Con la química se entra en diferentes mundos, está en las plantas, en el aire, en el agua, en el ser humano, en los microorganismos, en los minerales, etcétera. Pero antes de ser ciencia, la química fue alquimia, es decir un conjunto de prácticas que mezclaba filosofía griega, misticismo oriental y tecnología egipcia, con el propósito de transformar cualquier metal en oro, el elemento más codiciado.

Se desarrolló al principio, en la región de Alejandría, Egipto, a partir del s. III AC , se extendió por Europa y se extinguió en el s. XVI, es decir que perduró mucho tiempo. Siempre tuvo un carácter místico porque invocaban dioses y demonios para que facilitaran las operaciones deseadas. Los alquimistas fueron perseguidos y torturados por ser algo así como “clubes selectos” que ejercían sus prácticas de manera cerrada y oculta.

Sin embargo dejaron un legado interesante, ellos fueron propulsores de métodos, reactivos y elementos de laboratorio. La destilación, la fabricación de jabones, procesos metalúrgicos, entre otros ejemplos, devienen de aquella época.

Uno de los alquimistas más renombrados fue Paracelso, a finales del 1400. Adquirió sus saberes en talleres minerales y metalúrgicos en la zona del Tirol. Aprendió experimentalmente mucho sobre enfermedades y accidentes y sobre formas de remediar y curar, no reconocidas por los médicos, aunque él se autotituló médico.

Paracelso definió a la alquimia como un proceso en el que sustancias naturales se convierten en algo nuevo, como la fabricación del pan o la obtención del vino. Sostuvo que el uso más importante que podía hacerse de la alquimia, sería preparar medicinas que restablezcan el equilibrio químico de un cuerpo alterado por la enfermedad.

De cualquier forma, fue precursor de la aplicación de algún tipo de cura hasta llegar a la actualidad, en la que remedios, fármacos o drogas dependen de un laboratorio químico profesional y de la prescripción de un médico, para ser utilizados en distintas afecciones.

Las definiciones de estos tres términos se asemejan, pero haré hincapié en un significado en particular: droga es cualquier sustancia que al ser introducida en un organismo vivo, modifica su funcionamiento; desde un punto de vista estrictamente científico significa “principio activo” o materia prima de un medicamento y aunque tiene distintas acepciones por los efectos que produce, hay que insistir en que lo que determina si una sustancia es o no una droga, no es su naturaleza química, sino la utilización a la que se destina. Por ejemplo un sedante puede ser un medicamento o puede ser una sustancia sin sentido terapéutico pero sí adictivo.

La quimioterapia es el conjunto de prácticas que llevan a la administración racional de medicamentos, con el objetivo de curar o por lo menos aliviar algunas enfermedades, particularmente el cáncer. Tiene como característica principal la atención que se debe poner en las dosis suministradas, las cuales deben ser cuidadosamente establecidas para evitar que los beneficios se transformen en perjuicios.

Los pacientes realizan tratamientos que consisten en internaciones periódicas, que consumen de 2 a 5 días, por lo que se requieren de centros integrales en los que se pueda atender al paciente acompañado de sus familias, con atención personalizada y especializada.

En la zona patagónica hay instituciones de gestión privada con esas características en Neuquén -con alcance a Río Negro y La Pampa- y en la zona Norte de Santa Cruz. Lamentablemente no se cuenta con demasiados recursos en este aspecto, la mayor parte de las veces, los pacientes son derivados a Buenos Aires y si hay fallecimientos, se reportan allí.

En el Anuario Estadístico de Salud de la Provincia de Chubut del año 2016, consta que oficialmente en las instituciones sanitarias de gestión estatal, se realizaron 1046 consultas médicas en la especialidad Oncología en el Hospital Zonal Puerto Madryn, 486 en el Hospital Zonal Trelew y 366 en el Hospital Zonal de Esquel; hubo 101 casos de tumores en hospitales rurales del Área Comodoro Rivadavia y 68 en el Hospital Subzonal Rawson. Por otra parte, se indicaron 745 prestaciones de quimioterapia en Esquel y 78 derivaciones provinciales a Buenos Aires, por tratamientos tumorales. El Registro Poblacional de Tumores legalizado por la Ley Provincial Nº 4794, establece la cobertura de la obra social provincial en toda la Provincia del Chubut.

El mismo informe publicó el perfil de mortalidad por cáncer, indicando hasta esa fecha, que del 100% de muertes de esa enfermedad, un 20% fue por cáncer de pulmón y bronquios en hombres y 16% por cáncer de mamas en mujeres, en ambos casos entre los 55 y los 60 años.

Triste fue la noticia difundida para esa época por el Instituto Nacional del Cáncer de Argentina, que expresó que las provincias patagónicas de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut y Santa Cruz, junto con Santa Fe son las de mayor mortalidad por casos de cáncer en el país.

Si los números reflejan una realidad innegable, habrá que poner las barbas en remojo y requerir a nuestras autoridades mayor presupuesto en salud para que por lo menos, se pueda contar con la asistencia que este tema amerita.

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons