miércoles 24 de julio del 2019

Por: Enrique Gil Ibarra
miércoles 28 septiembre de 2016

Litio: el tesoro que ocultan los salares.

Periodista y conductor de "El quinto poder" de LU17 Radio Golfo Nuevo AM 540 de Puerto Madryn. Una visión calificada de los recursos económicos de la región que inauguramos en nuestro portal.

Patagonia.net Litio: el tesoro que ocultan los salares.

  • Share this on WhatsApp

La Argentina concentra en las provincias de Catamarca, Jujuy y Salta el 20% de la reserva mundial de litio y, según estimaciones, junto con Chile y Bolivia se reparten cerca del 85% de las reservas mundiales de este mineral.

Luego vienen Australia, Canadá, EE.UU. y China. A nivel mundial existe un gran interés por este recurso, que nuestro país no está aún aprovechando en su potencial, a pesar del interés que desde hace años demuestran gigantes del mercado internacional como Rockwood Lithium (33% del mercado mundial) y SQM (25%).

La realidad del mercado argentino muestra que, hoy en día, el litio se exporta como materia prima a las grandes plantas de refinería y manufacturación de baterías ubicadas en los Estados Unidos y en China. Si bien existen algunas iniciativas para generar valor agregado, todavía no hay compañías nacionales que produzcan baterías.litio-region3

El litio es un elemento indispensable en gran parte de las baterías que utilizan los distintos dispositivos electrónicos que se usan de modo cotidiano. De hecho, este mineral se torna un componente fundamental para el almacenamiento de energía en las tablets, notebooks y teléfonos celulares, lo que hace que dicho mercado sea un negocio atractivo a nivel mundial.

Pero el interés de los compradores de litio no se basa sólo en computadoras y teléfonos. Las perspectivas de la producción de autos eléctricos están disparando la actividad de este mercado futuro.

EL PROCESO

El litio se obtiene a partir de la evaporación y purificación de la salmuera, un líquido que es bombeado a través de perforaciones en los salares. Las propiedades del mineral hacen que las baterías sean más livianas, con mayor resistencia a las descargas eléctricas, capaces de alcanzar voltajes altos y, como si esto no fuera suficiente, contribuyen a reducir la huella de carbono.

En Argentina sólo hay un proyecto que desde hace tiempo se propone transferir la tecnología para generar materiales activos a partir del carbonato de litio -que actualmente se exporta- para, finalmente, poder elaborar baterías nacionales para autos híbridos y artefactos tecnológicos a principios de 2018.litio-usos2

Pero no ha recibido el empuje necesario por parte del Estado nacional como para despegar totalmente, pese a que se trata de una alianza formada por YPF y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Mientras tanto, nuestro país sigue vendiendo litio sin valor agregado, aunque los números demuestran una diferencia sideral en las respectivas utilidades: una tonelada de carbonato de litio se vende alrededor de 6.000 dólares, mientras que el valor de una sola batería de auto de litio asciende a los 10.000 dólares.

LAS INDUSTRIAS

Esta desidia por parte del Estado argentino produjo que muchas compañías extranjeras estén llevando a cabo una lucha para poder establecerse en el norte de nuestro país y explotar este recurso. Entre ellas, está la gigante surcoreana Posco, que ya ofreció al Gobierno extraer 40.000 toneladas de litio en Salta en los próximos diez años.

La compañía Albermarle Corporation adquirió los derechos exclusivos de exploración del Salar de Antofalla en Catamarca. La empresa firmó un acuerdo con Bolland Minera S.A. Este salar -de acuerdo a estimaciones preliminares-, tiene el potencial de ser uno de los más importantes de Argentina.

Dos empresas chinas (Tianqi y Ganfeng), que actualmente operan en Chile, han comenzado a mirar a nuestro país. Y la razón es bastante obvia: el país asiático compra cerca del 40% del litio que se extrae en el mundo. De hecho, la fuerte alza en el precio se debe justamente a la avidez china por comprar más litio.

A principios de septiembre de este año, un grupo de inversores chinos llegó a Salta invitados por el grupo australiano Enirgi Group, que planea producir carbonato de litio en el Salar de Rincón.

Con los inversores llegó Hao Jim, director general adjunto de la División Minería de la empresa china State Development & Investment Corp (SDIC), que es una compañía de inversiones propiedad del gobierno chino, con activos por 76.000 millones de dólares y la administración de activos financieros por 107.000 millones de dólares.

Explotación de litio en las salinas de Jujuy

Explotación de litio en las salinas de Jujuy

SDIC se encuentra involucrada en el negocio de las energías renovables y ha realizado importantes inversiones en parques solares, plantas de energía eólica y fábricas de baterías de litio en distintos países del mundo. La firma, que cuenta a nivel global con más de 80.000 empleados, busca activamente proyectos mineros que contribuyan a fortalecer su estrategia de desarrollo y tiene una relación de largo plazo con el grupo Sentient, que -casualmente- es el accionista que controla Enirgi Group.

Algunos estudios indican que el crecimiento en la producción y venta de litio aumentaría entre 8% y 10% desde este año 2016 al 2024, razón por la que las compañías chinas quieren aumentar su participación.

La producción total del litio de Argentina desde el 2013 hasta el 2015, ha sido de 9.500 toneladas métricas. En Chile, las cifras superan las 34.400 toneladas métricas. Pero, además, la diferencia fundamental radica en cómo los países protagonistas del “triángulo del litio” protegemos el recurso.

Litio: el tesoro escondido de los salares

Litio: el tesoro escondido de los salares

Los principales productores de litio en este triángulo son SQM, FMC Lithium y COMIBOL. La primera es la Sociedad Química y Minera que paga en Chile un 6,8% de royalty operando en el Salar de Atacama. La compañía defiende esta situación afirmando que su contrato para extraer litio es previo a la entrada en vigencia de los decretos ley 1557 y 2886 que modifican esos valores en favor del Estado chileno. De hecho, durante el Gobierno de Sebastián Piñera, SQM se adjudicó un Contrato Especial de Operación de Litio (CEOL), que fue impugnado por la Contraloría General de la República de Chile. litio

En nuestro país, FMC Lithium produce en el Salar del Rincón y paga apenas un 3% de royalty (nominal) que recupera con exenciones y beneficios impositivos. Pero el caso de Bolivia es distinto, debido a que desde el 2009, con su nueva Constitución, los recursos minerales como el litio pasaron a ser propiedad del Estado boliviano y aquellas concesiones existentes previas a la promulgación del Decreto Supremo 726 pasaron a ser de carácter transitorio, mientras el Estado boliviano realizaba una de las mayores inversiones para industrializar el litio en forma estatal.

Ahora, la COMIBOL, al ser una empresa estatal boliviana no paga royalty, pero sus utilidades van al Estado. Bolivia ya concretó su primera exportación de 10 toneladas métricas de carbonato de litio en dirección al mercado asiático (COMIBOL, 2016).

Lo concreto es que tanto Bolivia como Chile han declarado al litio como un recurso estratégico que no puede ser sujeto a concesión (en el caso de Chile, en el año 1979 se estableció que el litio chileno no será parte de ningún acto judicial sin la autorización estatal), mientras que Argentina mantiene al litio como un producto concesionable, desoyendo los reclamos de algunas provincias como Jujuy (donde SQM mantiene operaciones con litio) que solicitan se declare al litio como un mineral estratégico para nuestro país.

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons