miércoles 26 de junio del 2019

Por: Alejandro Maglione

@MaglioneSibaris

miércoles 30 agosto de 2017

La verdad (y sólo la verdad) de los beneficios del café

Una de las bebidas más vapuleadas y amadas por el mundo entero. Alrededor de una taza (o pocillo) de café se tejen y destejen las historias de la humanidad. Un fan declarado de la aromática infusión, nuestro sibarita favorito, nos presenta los imperdibles beneficios de una buena taza de café.

  • Share this on WhatsApp

El tema. El café es de esos productos sobre los que solemos leer notas donde se lo apedrea sin piedad, lo que provoca que la gente se aleje o reduzca su consumo preventivamente. Pasa el tiempo y de pronto se presenta un estudio científico, que nadie rebate, para informarnos que el café es un dechado de virtudes tan abundantes que no debe faltar en nuestra dieta diaria.

Pensemos que en Londres en 1652 había un establecimiento donde beber café. Medio siglo después, en el 1700, se registran 2000, lo que habla de una clara afección a su consumo.

Como estamos pasando por un momento de esos del café virtuoso, vamos a comentar esas virtudes y a aprovechar para darnos el gusto de cafetear lo que queramos. Veamos:

Combate la celulitis. Ya sé, ya sé, la celulitis es cosa de señoras, pero tampoco estas líneas están dirigidas solo a rudos patagónicos, sino que, por el contrario, desea que rudas o no tan rudas patagónicas las lean y disfruten como el que más.

Le guste a quien le guste, lo comprobado es que se está usando en cremas anticelulitis. La cafeína reactiva la circulación, ayuda a erradicar el líquido seroso que se instala en las cavidades y tejidos musculares e incrementa los niveles de moléculas que queman las grasas.

Es prebiótico. El café es considerado un alimento funcional por su efecto prebiótico. Esto significa que alimenta la flora bacteriana que nos protege de la aparición de enfermedades. Muchos lectores seguramente tienen el sano hábito de beber yogur en su desayuno, lo cual está muy bien. El motivo apunta a lo mismo: a mantener nuestra flora intestinal sana y buena. Pues bien, resulta que beber un buen café parecería que colabora con este noble fin.

Nos pone alertas. El café por la mañana sirve para disminuir la somnolencia y aumentar la capacidad de alerta. El contenido natural de la cafeína -la cual es un estimulante del sistema nervioso central- produce efectos beneficiosos sobre la capacidad de atención y la memoria.

Lo que conlleva un segundo efecto beneficioso en relación con los accidentes de tránsito: la somnolencia está detrás del 15 al 30% de los accidentes de tránsito y sus efectos son tan peligrosos como los del alcohol. Diversos estudios indican que el consumo de café en conductores reduce la sensación de cansancio y disminuye el tiempo de reacción. Todos sabemos de amigos a los que la fatiga en la ruta terminó mal.

Poder antioxidante. El café se encuentra en el 6° lugar entre los 50 alimentos y bebidas que son fuente de antioxidantes. Seguramente hemos leído sobre estos compuestos que protegen al organismo del daño oxidativo que causan las moléculas llamadas radicales libres, causantes de la degeneración en las células. Esto es importante para evitar el desarrollo de enfermedades degenerativas.

Jabón de café ¿lo sumarías a tu ducha?

Piel suave. Hay jabones a base de café. Su textura lo hace efectivo para suavizar las zonas ásperas de la piel y, por su poder desintoxicante, ayuda a tonificarla y darle más firmeza. Es lo que se llaman propiedades exfoliantes. ¿Qué hacer si no se consiguen los jabones cafeteros? La verdad que no tengo la menor idea. Por las dudas no se le ocurra restregarse con la borra hasta que averigüemos un poco más.

Digestivo. El café estimula la secreción gástrica, activa la producción de la bilis y la contracción de la vesícula biliar. Por lo tanto, tomado después de las comidas, facilita la digestión. Es decir, el hábito del cafecito al final de una comilona, como buena parte de los hábitos, tendría una explicación científica, aparte de que nos produzca un gran placer tomarlo.

Función cognitiva de la tercera edad. Numerosas evidencias científicas demuestran que el deterioro cognitivo se reduce a la mitad en las personas que tienen la costumbre de tomar regularmente tres tazas de café al día. Los viejenials amigos que todos tenemos deberían darnos testimonios de esto. Lo que el informe no revela es qué tamaño tienen que tener las tazas a beber diariamente. Cada uno haga la suya.

Finale. Quién más, quien menos, todos tenemos alguna relación con la costumbre de beber café. El mate mañanero puede haber desplazado su ingesta, pero lo real es que un buen café con leche a la mañana; un cafecito después de un almuerzo o cena contundente, para muchos no lo reemplaza ninguna bebida. Ahora se sabe por qué.

Parroquiales patagónicas.

Patagonia.net La verdad (y sólo la verdad) de los beneficios del café

Los muchachos de Chandon de Argentina esta vez miraron a nuestra Patagonia para sumar al restaurante “Cassis” de Bariloche al programa Les amuse-bouches donde estos “entretenimientos de las bocas” se acompañan con el espumoso Barón B. La dueña de casa, Mariana China Müller, tiene programado ofrecer estos bocadillos que se consumen previamente a una buena comida, preparaciones con los productos de zona del lago Gutiérrez, en el Peñón de Arelauquen, en las proximidades de San Carlos de Bariloche, donde tiene instalado su magnífico restaurante. Otro motivo más para acercarse a este liadísimo rincón cordillerano.

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons