viernes 22 de marzo del 2019

jueves 30 noviembre de 2017

¿Qué nos da y qué nos quita el “oro negro”?

“Aceite de piedra” es el significado etimológico del término petróleo. ¿Por qué “aceite” y por qué “de piedra”? ¿Por qué es tan importante y a la vez tan despreciado? ¿Qué nos ofrece y qué nos quita? Todas las respuestas en esta nueva entrega de nuestra divulgadora científica.

  • Share this on WhatsApp

El significado hace referencia a sus propiedades químicas, físicas y biológicas, porque es una compleja solución -no una sustancia- en la que predominan hidrocarburos sólidos y gaseosos disueltos en hidrocarburos líquidos oleosos, aceitosos; es muy viscoso, menos denso que el agua por eso flota en ella y es insoluble en agua, aunque se emulsiona por intensa agitación, se disuelve mejor en solventes como el benceno, el cloroformo, etc.

Se originó al final de la era terciaria, y ya no se forma más, por eso es un recurso no renovable, que podría quedar agotado en algún tiempo futuro. Y sus derivados son combustibles fósiles, porque el petróleo se formó por acumulación de restos de peces, algas y microorganismos que sobrenadan en el fondo de los mares, que quedaron sepultados por acumulación de arenas y arcillas. En los movimientos formadores de terrenos y montañas, esa mezcla adquirió gran temperatura y presión, que junto a la acción de bacterias que viven sin oxígeno, produjeron la descomposición que constituyó los hidrocarburos que lo componen.

La verdadera explosión petrolera se dio en 1895 con la aparición de los primeros automóviles, que requirieron de combustible para que funcionaran sus motores. En Argentina, el descubrimiento del primer yacimiento con trascendencia histórica se remonta a 1907, y fue detrás del cerro Chenque, en Comodoro Rivadavia, en donde surgió circunstancialmente durante una perforación en busca de agua.

Este hecho transformó social, económica y culturalmente a la ciudad que de tener unos pocos habitantes pasó a ser la ciudad más importante de la provincia y a su vez posicionó muy bien a Chubut entre las provincias productoras de petróleo, ya que genera el 30% del petróleo nacional. Esta realidad ha hecho que se construyan 250 kilómetros de oleoductos principales – conductos que transportan petróleo- y 840 kilómetros de gasoductos troncales. Aunque en la actualidad, el sector atraviesa una crisis por desinversión, está programada una reversión para los próximos años.

La región del Golfo San Jorge es una cuenca con particularidades diferentes a otras, ya que se obtienen petróleos con significativa base asfáltica, muy negros, viscosos y de elevada densidad, de los cuales se obtiene poca nafta y abundante fuel oil y asfalto como residuo, mezclados con otros en menor proporción, de color más claro, fluídos y de menor densidad, que rinden más nafta y como residuo separan parafina, como los de Mendoza y Salta.

Comodoro Rivadavia s

La importancia del petróleo deriva de la gran cantidad de productos que se obtienen a partir de su destilación, utilizados como combustibles, que son o han sido amplia e indiscriminadamente utilizados para mover millones de automóviles, aviones, maquinarias, barcos, hornos, calderas, etc. durante más de 100 años en todo el mundo.

Como si fuera poco, a partir de 1950 se modificó notablemente el estilo de vida de la gente a nivel mundial, con el desarrollo de la petroquímica, que es el conjunto de industrias que aprovechan químicamente el petróleo para fabricar plásticos (PVC, polietileno, acrílicos, nylon, teflón), cauchos sintéticos, bakelita, fibras textiles artificiales ( rayón o seda artificial), etc. Esta industria está extendida e incluso insertada en otras industrias como la automotriz, la textil y la aeroespacial, entre otras.

¿Y cuál es el motivo por el que tiene tanta crítica?

Porque directa o indirectamente produce contaminación en agua, aire y suelo, por liberación al ambiente accidental o intencionada, en las operaciones de explotación y transporte.

Algunos ejemplos, la afectación en el suelo, que resulta degradado por desmalezado y alisado del terreno, y por derrames a veces, con el uso de materiales defectuosos, como ocurre en Comodoro Rivadavia, en donde son frecuentes, y como muchos pozos están cerca de la ciudad, el venteo de benceno que se produce en estos casos, es muy grave porque es un producto cancerígeno.

Los derrames son muy comunes en zonas petroleras

En las aguas, el vertido de petróleo o derivados produce disminución de oxígeno, vital para flora y fauna marítima, aporta sustancias impropias para ese ecosistema. Sabido es que los derrames en agua dejan huellas que duelen; en la costa patagónica aparecen de vez en cuando pingüinos empapados en petróleo, que los pone en riesgo porque caen en hipotermia al perder la impermeabilización vital para ellos, dejan de alimentarse o se comen el petróleo de sus plumas, y sufren una agonía dolorosa.

En el aire, el impacto más trascendente es el que produce la combustión de esos productos, responsable del calentamiento global, el efecto invernadero y el cambio climático, que en la Patagonia se advierte sobremanera, al igual que la pérdida de la protección del ozono en el vórtice polar, haciendo que las radiaciones UV sean más intensas y peligrosas para todos los seres vivos.

Es decir que nos deja una larga historia vinculada con el uso de combustibles en numerosas actividades individuales y sociales; el desarrollo de la industria plástica, difícil de pensar sin su existencia por la inserción que ha tenido en todo el mundo; y nos deja un planeta jaqueado por la necesidad de encontrar alternativas que lo suplanten, ya sea desde las miradas de la renovabilidad y de la contaminación. Es por eso que el proyecto patagónico de aumentar los parques eólicos con aprovechamiento máximo del recurso viento, es de indiscutible valor, incluyendo la región del Golfo San Jorge para que no quede desmantelada y sin fuerza laboral.

Para algunos el petróleo es una pesadilla, para otros es la herramienta que divide a los poderosos de los que no lo son.

 

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons