miércoles 26 de junio del 2019

martes 5 junio de 2018

¿Qué vamos a hacer con las pilas?

¿Qué hacer con los residuos que generamos? Una pregunta que se replica a lo largo y a lo ancho del planeta. Algunas respuestas y los detalles de lo nocivos que podemos ser los seres humanos con nuestra propia Madre Tierra. Para reflexionar y accionar.

  • Share this on WhatsApp

La Historia nos cuenta que los hombres primitivos amontonaban la basura en sus propias cavernas y cuando les molestaba demasiado, la cubrían con tierra o cambiaban de caverna.

Pasó el tiempo y hoy, en el siglo XXI, se sigue discutiendo qué hacer con la basura, porque es un tema reincidente que parece insoluble. Incluso como a las actividades humanas se han sumado muchas que en la prehistoria no existían, es obvio que el problema es superior.

El hombre de las cavernas juntaba restos orgánicos producto de su propia vida como ser humano, que incluían desechos de comida principalmente.Hoy en día, ese amontonamiento existe, pero aparecen otros desechos que no son orgánicos, por lo tanto hongos y bacterias degradadoras no pueden con ellos.

Por caso, los plásticos y las pilas. Recordemos que ingresan al país varios miles de toneladas de pilas por año, y también hay producción nacional, por lo que el uso y acumulación son significativos. Así también son los daños que ocasionan.

¿Qué vamos a hacer con las pilas? ¿Sabemos cómo están constituidas y por qué son una amenaza para la salud? ¿Qué pasa con las pilas en Chubut?

Una pila es un dispositivo que transforma energía química en energía eléctrica. Básicamente es una batería que permite almacenar energía para reemplazar la corriente eléctrica. ¿Quién no tiene en su casa pilas nuevas, en uso o ya descartables? ¿Cuáles son las pilas hogareñas? ¿Dónde se las deja cuando no se usan más? Tantas preguntas para responder, pero sobre todo, tanto por hacer. Porque no podemos repetir la historia, de nuestras casas no nos podemos ir porque se juntaron muchas pilas.

Hay un programa nacional, G.I.R.S.U., que -refresquemos la memoria- significa “gestión integral de residuos sólidos urbanos”, que tiene como objetivo primordial, la separación de los residuos para lograr el reciclado de aquéllos que lo permitan.

Tuvo su origen en 2012 y su propósito era brindar asistencia técnica a las provincias y municipios para elaborar sus propios sistemas de gestión. En ese momento en Chubut se iniciaron quince proyectos distribuidos en la Comarca Andina (Esquel – Trevelin), en Río Mayo, en ruta 40 (Gobernador Costa, José de San Martín , Río Pico y Tecka), en Ruta 25 (Los Altares, Paso de Indios, Aldea Escolar, Cerro Cóndor) y en Comarca VIRCh -Valdés (Puerto Pirámides, Puerto Madryn, Trelew, Rawson, Gaiman y Dolavon).

Los residuos sólidos que agrupa la GIRSU son envases de plástico, papel y cartón; vidrio, aluminio (latas) y obviamente también se aceptan pilas.

El problema de las pilas es que poseen sustancias como mercurio, plomo, cadmio, metales muy tóxicos para la salud, que llegan a tener contacto con nosotros a través de la contaminación ambiental.

Afortunadamente, se ha logrado reducir las cantidades de mercurio constitutivas de una pila común con el fin de evitar reacciones químicas causantes de una eventual explosión de la pila, ya que pueden formar gases en su interior. Estas pilas se usan en relojes de pared, en teléfonos inalámbricos, cámaras fotográficas, entre otros artefactos.

Pero también existen en la actualidad las pilas “botón” o pilas especiales utilizadas en relojes, audífonos, marcapasos, etc, que son más contaminantes aún porque poseen 30% de mercurio en forma de compuesto.

El Ministerio de Ambiente del Gobierno del Chubut elaboró y distribuyó material didáctico, que llegó a las escuelas con formato de guía para aprender sobre la recolección y separación de residuos sólidos para su posterior aprovechamiento con la recuperación de materiales reciclables o reutilizables.

Esta guía, que si bien nació con un objetivo escolar, tiene gran valor educativo para la población chubutense en general, y sus conceptos y recomendaciones se hacen públicos a través de los medios de comunicación masiva, como radios, diarios y televisión, y también a través de las redes sociales. Por lo tanto no hay excusas para no cumplir con la premisa de cuidar el planeta. Si cuidamos nuestras veredas y patios, nuestros barrios y calles, y cada ciudad aporta su parte en la gestión, el programa tendrá sentido. Nuestro ambiente y nuestra salud lo necesitan.

Comentarios

LOS MAS LEIDOS EN

Simple Share Buttons