domingo 18 de agosto del 2019

Petróleo

viernes 24 mayo de 2019

Macri regala en Malvinas lo que Roca se negó a vender hace 139 años

La Justicia federal argentina hizo lugar al amparo que frenó la adjudicación de una serie de áreas de la cuenca Malvinas a empresas petroleras británicas, presentado por el intendente de Río Grande, Gustavo Melella y la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone.

  • Share this on WhatsApp

El Gobierno dio a conocer las ganadoras de las concesiones para exploración de petróleo off shore en el Mar Argentino y tal como se suponía, las petroleras británicas se quedaron con la Cuenca Malvinas.

Tierra del Fuego presentó un amparo

A partir de darse a conocer el viernes pasado el listado de empresas que serán adjudicatarias de las 18 áreas entre las 38 ofertadas, se conoció que una de las firmas adjudicatarias mantiene relaciones comerciales con el gobierno de ocupación de las Islas Malvinas, lo que derivó en una acción de amparo por parte de Gustavo Melella, Intendente de Río Grande, de la Provincia de Tierra del Fuego, a la que se sumaban esta semana presentaciones judiciales para dejar sin efecto el acto de adjudicación de las áreas de exploración, que interpondría la gobernadora Rosana Bertone.

La historia vuelve a repetirse…

Se repite, agravada hoy, la vieja historia del siglo diecinueve, cuando los ingleses intentaron comprarle a la Argentina la Península de Valdés y grandes territorios en Tierra del Fuego, durante la presidencia del General Julio Argentino Roca.

El 21 de diciembre de 1.880 Guillermo Harrey, “en representación de la Compañía constituida para la colonización de las Islas Falkland”, se presentaba ante el ministro del Interior de nuestro país Dr. Antonio del Viso, solicitándole la “compra con el propósito de colonizar, poblar con ganados y mejorarlos, los siguientes terrenos pertenecientes a la República Argentina (…) 1ero. La Península conocida en las cartas del Almirantazgo ingles por de Valdés y en la República Argentina por de San José”. También ofrecía la Compañía de las islas Falkland comprar 160 leguas en la bahía de San Sebastián en Tierra del Fuego.

Guillermo Harrey ofrecía pagar por esas tierras “el mismo precio que el Gobierno había recibido por el terreno vendido para cubrir los gastos de la expedición al Rio Negro, es decir $F 400.-, cuatrocientos pesos fuertes por legua cuadrada.”

La oferta contemplaba también traer “de Europa a su propio costo un suficiente número de inmigrantes para los trabajos de Estancia en gran escala”.

El entonces presidente Roca rechazó la oferta inglesa, sin duda por considerarla lesiva para los intereses de nuestro país. Hoy, el actual presidente Mauricio Macri regala a los ingleses parte de lo que Roca no les quiso vender: la riqueza del mar argentino.

Las ganadoras del concurso violaron la ley

El Gobierno nacional otorgó nueve áreas a repartirse entre ExxonMobil, Qatar Petroleum, Pluspetrol, Wintershall, YPF, Total, ENI, Tecpetrol, Mitsui, Equinor y Tullow. Pero el problema es que las últimas dos habrían violado la ley 26.659 al haber trabajado para el gobierno kelper.

La británica Tullow operó ilegalmente siete áreas al sur de las islas en el 2007, y la noruega Equinor tiene dentro de su directorio a una ex asesora de la administración isleña, que también trabajó para Tullow en la planificación del plan de desarrollo offshore en Malvinas.

Una para el lado de la justicia

Afortunadamente, la jueza federal de Río Grande, Mariel Borruti, consideró “admisible” el recurso presentado por las autoridades fueguinas y corrió traslado a la Secretaría de Energía de la Nación, a cargo de Gustavo Lopetegui, luego de que el funcionario le otorgara tres de las zonas a la compañía Tullow Oil.

Entre otros fundamentos, la presentación que hizo Gustavo Melella junto a gremios y partidos políticos de Tierra del Fuego, señala que a través del concurso el Estado Nacional «entrega unilateral, gratuita e indiscriminadamente información geológica de la plataforma continental argentina», y habilita a presentarse a «cualquier empresa extranjera (inclusive de nacionalidad británica y que operaron en Malvinas bajo el régimen kelper)» lo que representa «una gravísima afrenta a la soberanía nacional».

Fuentes: Canal Abierto – BAEnegocios – Propias

 

 

LOS MAS LEIDOS EN Petróleo

Simple Share Buttons