sábado 11 de agosto del 2018

Río Negro

jueves 10 mayo de 2018

Producción

Río Colorado comienza a producir sidra artesanal

Para el segundo semestre del año la Cooperativa de Comercialización y Transformación de Colonia Juliá y Echarren quiere producir la primera sidra de Río Colorado elaborada enteramente en lugar de origen, con un sello propio que la identifique.

  • Share this on WhatsApp

El objetivo de la asociación de productores es añadir valor agregado a la producción frutícola local. Por eso buscan alternativas que logren complementar la producción actual, dedicada a los jugos concentrados.

La empresa frutícola está ubicada en pleno corazón de Colonia Juliá y Echarren y tiene 45 años de vida, dedicados a la elaboración y exportación de jugos de frutas. Desde hace algunos años se vinculó con la empresa europea Petritegi del País Vasco, que elabora sidra natural desde hace más de 5 generaciones. El producto se comercializa bajo la categoría denominada “tabernas de la sidra” o sidrerías a nivel nacional e internacional.

“Estamos constantemente en la búsqueda nuevas alternativas que nos permitan agregar valor a la pera y la manzana y la elaboración de una sidra diferente va en este sentido. En el Alto Valle hay emprendedores que ya están comercializando nuevas sidras con muy buenas expectativas. Nuestro deseo es aprender de esas experiencias, aprovechando el conocimiento de nuestro personal y las posibilidades que nos brinda nuestra planta industrial”, señaló el gerente de la Cooperativa, Ariel Vilicich.

La bebida que buscan elaborar en Río Colorado será una sidra enteramente natural, con el néctar de la manzana que se produce allí y en las zonas cercanas, dentro de la provincia de Río Negro.

Apuntan a un “blend” con sabor especial, que logre cautivar los paladares de la gente y se instale en cada una de las mesas familiares.

Bajo ese objetivo se trabaja para tratar de lograr que el licor no contenga gas, ni azúcar. Así se podrá apreciar el sabor autentico de las manzanas.

De lograr el desarrollo de la sidra, se transformará en otro de los productos elaborados completamente dentro de la cooperativa para intentar ampliar horizontes.

Historia

A lo largo de los 117 años de historia de Río Colorado hubo otros proyectos de elaboración de sidra, como el de la familia Kohler, un símbolo para la comunidad de Río Colorado.

En esta planta se elabora la sidra artesanal de Río Colorado. Foto: Jorge Tanos

Fueron uno de los fundadores de la sidrera Epark, que produjo la sidra Manzarrica, que elaboraba la materia prima y se enviaba a fuera de la localidad para su envase.

“Estamos recién en la fase de desarrollo pero esperamos el mercado de las nuevas sidras siga creciendo, tal como ha sucedido con las cervezas artesanales.”

“Consideramos que hay mucho por hacer en el objetivo de crear y agregar valor a la producción frutícola. Hay buenos ejemplos de emprendedores que ya están presentes en el mercado con productos novedosos que amplían y diversifican la oferta. Los jugos concentrados seguirán siendo nuestra principal producción, pero esperamos poder desarrollar nuevas alternativas que principalmente aseguren mejores retornos a nuestros asociados”.

La principal industria en funcionamiento a pleno en Río Colorado, desde hace un tiempo la mesa conductora y los socios están buscando y desarrollando alternativas que permitan apuntalar y de alguna forma fortalecer a las producciones frutícolas de Río Colorado que en la última década sufrió varios golpes que la pusieron en jaque.

Entre las actividades concreta, la Cooperativa está realizando distintas actividades para alentar y capacitar a un grupo importante de jóvenes e hijos de productores de la localidad que tienen como principal objetivos seguir con la actividad heredada de sus padres o abuelos.

La sidra en el país viene experimentando un crecimiento muy lento en cuanto a la demanda, a contramano de lo que ocurre en otros países, especialmente en Europa, que demanda cada vez más productos naturales, sin agregados que alteren el sabor original de la fruta.

La idea de replicar esas experiencias en Río Colorado alienta expectativas, sobre todo para encontrar un destino más para la fruta de la región.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios

Simple Share Buttons