martes 19 de junio del 2018

Santa Cruz

martes 29 mayo de 2018

Investigación

El planeador Perlan II vuelve a El Calafate

Con algunas mejoras técnicas y de diseño, el planeador será embalado esta semana para iniciar un viaje que lo traerá a El Calafate el 18 de julio. El equipo de pilotos y técnicos permanecerá dos meses, buscando el objetivo de alcanzar los 72 mil pies de altura. Uno de sus tripulantes adelantó los detalles de la nueva campaña.

  • Share this on WhatsApp

El proyecto Perlan II se prepara para regresar a El Calafate en lo que será su tercera campaña en estos cielos australes, los ideales para elevar a este planeador hacia las alturas estratosféricas.

En estos días la aeronave sin motor está siendo embalada para ir al puerto de Los Ángeles (EEUU) y desde allí irá en barco por el océano Pacífico hasta Valparaíso (Chile). Desde allí por tierra ingresará a la Argentina para dirigirse al galpón del Aeroclub Lago Argentino, en el aeropuerto de El Calafate.

El arribo se prevé hacia el 18 de julio, y durante dos meses el equipo del Perlan II tendrá como objetivo dar un paso más hacia el objetivo final de alcanzar los 90.000 pies (27.400 metros) de altura.

El aeroplano Perlan II cada vez más alto

Pero no será en esta temporada cuando se llegue a esa cima. Miguel Iturmendi, uno de los cuatro pilotos de la tripulación del Perlan II, dijo este lunes en FM Dimensión que para esta campaña el objetivo es lograr alcanzar los 72.000 pies, lo que equivale a casi 22.000 metros, Más del doble que la altura a la que se desplazan los aviones de líneas comerciales.

Para alcanzar semejante altura, el avión se vale de corrientes de aire ascendente generadas por las ‘ondas de montaña’ -fenómeno atmosférico que se produce cuando el aire incide con fuerza y perpendicularmente sobre la ladera de las montañas-.

En las zonas montañosas de los polos del planeta, son típicas las ondas montañosas capaces de llegar incluso a la estratosfera, y El Calafate, en los meses de agosto y septiembre es uno de los pocos lugares en el mundo para encontrarlas.

La tripulación del Perlan II es la misma. Jim Payne lidera el plantel de pilotos que integran tambié Morgan Sandercock, Tim Gardner y Miguel Iturmendi.

Desde Florida donde reside, Itumendi brindó precisiones del proyecto y reveló que han estado haciendo realizando algunas mejoras al planeador, como el diseño de las puertas de entrada y el sistema de oxígeno que abastece a los pilotos.

También se instalará en la cola del Perlan una cámara de video “ojo de pez” para tener una visión mucho más completa desde el interior. Y algo muy importante es que se amplió en un 50 por ciento la capacidad de la batería, permitiendo un vuelo de 10 horas, contra las 7 horas que duró el día que alcanzaron el record mundial de altura de 52221 pies (15.916 metros), el 3 de septiembre de 2017.

Además Iturmendi indicó que se está gestionando traer un avión a turbina, que puede remolcar al Perlan a una mayor altura. Dicho avión se fabrica en Alemania y tiene unos 40 metros de envergardura. Estaría llegando una semana después del Perlan.

Además de superar el record original, el Proyecto Perlan también pretende registrar datos sobre la atmósfera. A falta de un motor que contaminaría las muestras de aire, el planeador Perlan II es el único capaz de recoger datos sobre los patrones climáticos de alto nivel y la condición de la atmósfera, produciendo nuevos conocimientos sobre el cambio climático.

Durante su estadía en Estados Unidos el proyecto Perlan II atrajo el interés en ese país y del mundo. Fue nominado para la obtención del Trofeo Collier, el más importante en la aeronavegación. Además su récord mundial de altura fue elegido entre los hechos más memorables de la aviación durante el 2017.

Fuente: La Opinión Austral

Comentarios

LO ULTIMO DE NUESTROS COLUMNISTAS

Simple Share Buttons